La Revista Iberoamericana de Educación es una publicación editada por la OEI 

 ISSN: 1022-6508

Está en: OEI - Revista Iberoamericana de Educación - Debates

Inicio >>

 Versión impresa

  Último número

  Números anteriores

  Números próximos

  Índices

 Secciones

  De los lectores

  E + I

  Investigación

  A fondo

  Debates

 Servicios

  Suscripción

  Colaboraciones

  Tablón de anuncios

 Recursos

  Otras revistas

  Biblioteca digital

  Convocatorias

  Publicaciones OEI

 Créditos

 Contactar

  Debates

 63. La profesión docente

Propuesto el 10-08-04: Camilo Andrés Valderrama - Colombia

Proponer nuevos
temas de Debate

Comentarios a
los Debates

Volver
a Debates


63 La profesión docente 10-08-04
Propuesto por: Camilo Andrés Valderrama

Uno de los ejes fundamentales para la transformación de la educación son los docentes, Sin embargo no es suficiente con que los maestros deseen el cambio en sus prácticas, existen una serie de variables de carácter estructural que impiden ese cambio. Por ejemplo el poco tiempo que tiene para compartir con sus estudiantes debido a la masificación de la educación, o las nuevas formas de contratación laboral, con las que los docentes necesitan buscar más de un empleo para obtener sus medios de subsistencia, lo cual impide que tengan tiempo para la reflexión y la innovación.
El llamado es a realizar un análisis de las principales dificultades con que se encuentran los docentes para el desarrollo de su rol

Contactar con el autor: cavalderramaa@unal.edu.co

  Subir 

 

Comentario de: David Esteban Espinoza - Perú
10-03-05

Título del comentario: Maestro trascendente

Comentario:

En Latinoamérica las sociedades no valoran a sus docentes. En consecuencia, la profesión se convierte en resignación para algunos y en lucha constante para otros -los que son pocos.
Si el maestro investiga, innova y no se conforma con la realidad, ese maestro trasciende, pero por paradójico que parezca se muere de hambre.
En pleno siglo XXI y con la educación como eje fundamental del desarrollo de los pueblos, los gobiernos deberían también trascender y darle el valor real a la educación y por ende al maestro, abandonando políticas sumisas al Fondo Monetario.

Contactar con el autor: nabetse11@yahoo.es

  Subir 

 

Comentario de: Janet Reducindo Laredo - México
10-03-05

Título del comentario: ¿Gusto o resignación?

Comentario:

Algunas personas piensan que los maestros deben ser abnegados en su profesión y dar lo mejor de ellos a los estudiantes sin importar lo que sucede alrededor. Otras, que los profesores, al igual que el resto de la población sufren los estragos de un sistema que en muchas cosas no está siendo funcional.
Creo que muchas de las personas que decidimos estudiar y servir para la docencia, lo hacemos como un medio para contribuir al desarrollo de nuestros jóvenes y por ende de
nuestro país. Esta carrera entraña, en sí misma, amor hacia los demás.
En lo que no estoy de acuerdo es en que hay que "aguantar las tormentas sin quejarse" puesto que también estamos aquí para hacer contrapeso a un sistema que va apretando poco a poco a nuestra sociedad. Lo que me parecería paradójico es que, si la educación tiene como una de sus misiones hacer reflexivo al alumno, nosotros, en una actitud de resignación y buena cara ante lo que está pasando, fungiéramos como agentes del sistema, pretendiendo que todo está bien.
Así, creo que no hay que confundir el gusto por la docencia, con la resignación ante una realidad a la que ayudemos a reproducir. Si las cosas no están bien, es justo que se diga y qué mejor que sea el profesor.

Contactar con el autor: janetredu@yahoo.com

  Subir 

 

Comentario de: Boyano Fram - Colombia
25-02-05

Título del comentario: La Docencia un estilo de vida

Comentario:

Se cree que los docentes en Latinoamérica recurren a la cátedra por que no encuentran otra alternativa laboral. En el caso de Colombia, se le pregunta a la gente que está laborando y dicen que nada que solo dictan clase.
La docencia más que un trabajo es un estilo de vida, ya que requiere ser una persona integra, por su carácter de aceptarse en la sociedad como persona publica, sus valores y principios deben ser idóneos, su remuneración de igual manera es aceptable, requiere de competencias laborales y educacionales. Es quien estimula el aprendizaje autónomo. Es quien requiere amoldarse a las situaciones difíciles y mostrar fortaleza a los compatriotas en momentos de debilidad. Por eso ser docente es un estilo de vida

Contactar con el autor: teomar505@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Javier Pérez López - México
25-02-05

Título del comentario: Profesión y desvalorización...

Comentario:

En esta ocasión quisiera poner sobre la mesa algunas reflexiones que resultan pertinentes cuando de formación docente se pretende hablar.
En México, como en otros países, las personas que nos dedicamos a la docencia, no lo somos de formación inicial. Esto ha generado diferentes reacciones alrededor del tema. Existe por lo que he podido leer (no sólo en los debates, sino en diversa bibliografía sobre le tema) que es en parte por ello que la docencia no es considerada como una actividad profesional, además de que es socialmente devaluada, y ni qué decir económicamente. Suele por lo mismo asegurarse que los que nos dedicamos a esta noble labor hemos dejado de lado la "vocación".
Se pretende el abandono de una parte vital de la dimensión de la persona humana, en favor de la abnegación (negación del bienestar personal, y del magisterio), se pretende educación integral con un profesor que como persona está incompleto, al que no se le reconoce ni la profesionalización de su profesión.
Qué tipo de alumnos habremos de formar si tenemos que renunciar a nuestro bienestar social, económico y hasta ético?
Se espera que el "buen docente" se prostituya intelectualmente, aceptando de manera acrítica, sin reflexionar sobre su labor y el contexto en el que ésta se enmarca, todos los "nuevos" enfoques. En nombre de una vieja concepción de la "vocación". Preferimos olvidar a nuestros pensadores latinoamericanos y más si algunos nos señala que el amor por la docencia significa también el amor por el otro, pero no en el abandono y renuncia a "ser más" sino "ser" junto con "el otro".
Sí, nuestra labor es educar, y con la denuncia abierta, el compromiso ético, moral y político con los otros. Pretendemos que podemos dejar de lado una postura política en nuestra labor docente, sin pensar que este aparente olvido ya es en sí una postura. Sí, es necesario no abandonar las aulas, pero con una visión reflexiva, crítica, creadora de espacios que posibiliten el "poder ser" con los otros.
¿Qué docente que no lo sea por formación inicial desea profesionalizar su ejercicio, si se trata de una profesión sin prestigio, sin reconocimiento social, desprestigiada y que además de mal pagada, exige de los que a ella se dedican, en este contexto neoliberal y globalizado, la renuncia a "poder ser" en nombre de la "vocación"? ¿Vamos a olvidar?¿EL "buen" docente será aquel que reaccione sólo instintivamente, como los ratones que cuando el barco se va al fondo sólo lo abandonan? ¿Por miedo al compromiso ético y político que la docencia implica?¿Qué tipo de alumno estoy formando con los programas y en el contexto en el que me encuentro como docente?¿El docente de "calidad" será el que al ser llamado a reuniones colegiadas sólo se presente para afirmar que todo cambio, por el hecho de serlo es correcto? ¿El docente eficiente seguirá señalándose como lo marcan las tendencias actuales, al que sin contar con tiempo para la reflexión sobre su práctica y su contexto real, sólo reacciona adaptándose al cambio de la manera más rápida? ¿O al que frente a una computadora se siente, sin mayor emotividad por la concienciación de él mismo y de sus alumnos y lo conduzca a una verdadera transformación de las situaciones que en este contexto niegan e imposibilitan el poder ser, el ser más?
Esas y más cuestiones habremos de plantearnos si queremos realmente hablar de que somos docentes, más aún llevarnos al compromiso con la praxis reflexiva y crítica.

Contactar con el autor: javierixitia72@yahoo.com

  Subir 

 

Comentario de: Danelis del Valle Ramos Medina - Venezuela
10-02-05

Título del comentario: La mentalidad del docente

Comentario:

Soy estudiante de educación y me he dado cuenta que, lamentablemente, la mayoría de los participantes de mi universidad están en esta carrera por el interés de una pensión de vejez. Nosotros como futuros docentes o docentes activos debemos estar en esta carrera por amor, porque estamos forjando el futuro de muchos niños y hay que incentivarlos para seguir sus sueños. Claro que para lograr esto debemos valorarnos a nosotros mismos, y no lamentarse de estar en una carrera tan bonita como esta.

Aprendamos a querernos para poder querer a los demás, creamos en nosotros mismos para creer en los demás.

Contactar con el autor: ddvrm@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Sergio Alberto Guízar López - México
10-02-05

Título del comentario: Realidad estudiantil vs. realidad docente

Comentario:
Hola a todos ..primero quiero decirles que es mi primera intervención en estos debates o foros. y me he incluido porque me gusta la educación y todo lo referente a ella
Es lamentable decirlo pero, los profesores actualmente y actuales, en su mayoría, no muestran deseo alguno por la paidología. La forma de enseñanza ha sido pobre y deficiente. Se ha dicho que la educación es un proceso en crecimiento continuo, sin embargo, está siendo coartada por los mismos embajadores que somos los docentes. Yo sé que pocos son los que muestran abnegación total a su servicio por los demás, pero estamos rezagándonos en la práctica profesional.
Es curiosos y paradójico que la tecnología está a la punta del estandarte, pero no así la práctica en el campo profesional. Podemos tener y obtener una serie de conocimientos durante nuestra carrera pero a veces caemos en el terrible error de tenerlo y nada más, sin compartirlos a fondo. Durante el estudio de una carrera, maestría, etc; podemos incrustarnos en la realización de trabajos y proyectos, pero en el campo nos limitamos a "lo que nos pagan" pues de lo contrario no queremos hacer más.
Jesús nos dejó un legado en la Biblia: "Corramos la segunda milla, si alguien te pide caminar una milla con él, ven con él dos". Es esa nuestra labor como docentes en la práctica profesional.
Los muchachos, sabemos muy bien, están rodeados de problemas, de divorcios, de pleitos, falta de integración familiar, y por ende, de valores, etc; que al llegar a nuestras escuelas lo que ellos realmente necesitan, además de los conocimientos, es la aceptación del "otro" (el docente). Buscando un refugio en quien puedan encontrar fortaleza y motivos para continuar siempre adelante.
En mi experiencia como coordinador pedagógico en una escuela particular, llegan jóvenes con muy buenos recursos económicos pero con el alma y el corazón dolidos y llenos de heridas: andan mal en las calificaciones, no entregan tareas, existe falta de respeto en algunos, etc. y todo porque existen problemas en casa; lo lamentable es que los padres no reconocen los efectos de sus decisiones afectando la vida de sus hijos.
Bien, imagínense que estos jóvenes llegan así a la escuela de cada uno de ustedes... ahora... ¿qué hace el docente? éste no acepta cargar con otros problemas si con los de él son suficientes, no se que da más si no le cubren esas horas económicamente, faltan hasta por una gripe, no comprenden lo importante que es cumplir con los requerimientos de planeación y solo pasan a leer en clases, a dictar y a dictaminar, castigan a los muchachos creyendo que así se disciplinará, ahh pero eso sí, somos todos unos profesionales en el campo educativo ante la sociedad.
Si le preguntáramos a los muchachos sobre los efectos de nuestro servicio (no trabajo) nos enojaríamos porque "dirían cosas ajenas porque no comprenden o no saben".
Una pregunta muy interesante: ¿quién de ustedes no trabajaría en un lugar en donde les paguen bien solo con estar leyendo lo más actual y ayudar a que otros entiendan?
!!claro!! ése es nuestro trabajo (claro y un poco más) pero de eso se trata de ayudar y coadyuvar a la formación del ser en las distintas ciencias que pueda haber.
Imagínense por un momento que quiero estudiar medicina, y me paso 10 o 12 años estudiando especialidad. Pero el fin de éstos decido no trabajar en un consultorio ni dar atenciones porque no me gusta tratar a la gente y veo que mejor "para no matarme" trabajo de taxista (no discrimino este trabajo tan servil), o en una tienda o vendo algo, etc. estaría desperdiciando todo lo que me costo el estudio!!
No sé si logro Hacerme entender, pero es eso lo que hacemos hoy en día: decidimos trabajar como docentes cuando no tenemos paciencia, no nos gusta lidiar con "chamacos" y me cansa hablar mucho...
Jajaja, por favor, si ya estamos en medio del mar, y no un mar tranquilo, un mar con tempestades y tormentas por cada individuo, si ya estamos ahí o aquí, tenemos que nadar con el deseo de salvar a otros para no perecer. Tenemos que ponernos la camisa de educadores, de formadores, y soportar nuestra carga sin agobiar a otros.
Tengan en mente que nadie puede llevar una carga más allá de lo que puede soportar, el mismo Señor en su palabra lo menciona en las cartas del apóstol Pablo.
Por eso es necesario que al entrar a tu clase dejes tus cargas y ayudes a soportar la de tus alumnos, entendiendo su realidad y ayudándole a vivir con una actitud positiva frente a la vida a pesar de ellos.

Contactar con el autor: elpedagogo@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Danelis del Valle Ramos Medina - Venezuela
10-02-05

Título del comentario: El valor del docente

Comentario:
El docente es lo que tenemos más cercano al padre, porque convive con el niño parte de
su vida, su educación, sus vivencias. Para estar en esta carrera hay que apreciarla de verdad, tener paciencia, valorar la oportunidad que Dios nos ha otorgado al darnos ese don tan hermoso que es el de enseñar a otras personas a ser, a crecer en la vida.
Y qué satisfactorio es cuando un buen maestro se encuentra en la calle a un alumno y este lo reconoce y le dice, fuiste mi mejor maestro. Ese es el regalo más bonito de esta carrera, la sonrisa de un niño, y la sonrisa de ese niño cuando es grande, el beso de un niño al salir de clase y hasta un abrazo de ese niño, es la gloria para mí porque me quiere y valora lo que hago por él, que es enseñarle.

Contactar con el autor: ddvrm@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Scarlet Cristina Fernandes Matute - Venezuela
25-1-05

Título del comentario: Maestro

Comentario:
Cuando comencé a trabajar como maestra escuche decir que la meta de un verdadero maestro debe ser "Educar por la vida, en la vida y para la vida". A lo largo de mi corta experiencia dentro del aula me he dado cuenta de que en muchas ocasiones invado el campo de otros profesionales, teniendo que ser en algunas oportunidades agricultor, abogado, médico, psicólogo, científico, arquitecto, músico, coreógrafo, escultor entre muchas cosas más...
Ser agricultor para sembrar y cultivar el conocimiento en nuestros niños y jóvenes, abogado para defender los derechos de aquellos por quienes trabajo y en ocasiones juez o fiscal en las diarias peleas del aula, transformase en médico o enfermera para sanar raspones, rasguños o heridas del corazón, en psicólogo escuchando y orientando, arquitecto diseñando y construyendo el aprendizaje, músico y cantante, coreógrafo en el montaje de actos culturales, escultor para modelar esos inquietos corazones.
El maestro debe poseer una serie de cualidades personales para poder cumplir con la gran tarea que se le ha encomendado, estas cualidades hacen que para sus alumnos sea un ser especial, quién no ha escuchado decir: Mi maestra dijo, así no lo hace mi maestro, tu no eres mi maestra.
Los docentes materializamos sueños. Es por ello que no debemos olvidar colocar en nuestro maletín al salir cada mañana el entusiasmo, la creatividad, la inteligencia, simpatía, amplitud de recursos, paciencia, confianza, valoración, pasión, ansias de trascender para lo bueno y lo noble, vocación religiosa comprometida, sin pasiones ni fanatismo, mano extendida y corazón abierto.
Un maestro nunca debe olvidar que al paso de los años deja huellas imborrables, y que solo de él depende como ha de ser recordado a través del paso del tiempo por sus alumnos.
Los maestros "enseñamos a enseñar" y "aprendemos a aprender", ¿quieres ser uno de los nuestros?

Contactar con el autor: scarletcristinafm@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Aidé Búquez Celis - Perú
10-1-05

Título del comentario: Ser docente: un reto.

Comentario:
El trabajo de educador constituye una tarea difícil pero no imposible. Si queremos de verdad formar y no solamente instruir, debemos considerar esta labor desde el punto de vista humano: educar con amor, pensando en cada palabra que decimos, en cada gesto y movimiento que hacemos. Como docente de niños y niñas con mayor razón, ellos están pendientes de todos nuestros actos y se dan cuenta de nuestras fortalezas y debilidades. ¿Cuántas veces hemos reaccionado mal ante un pequeño incidente en nuestra aula?, o quizás hemos sido indiferentes frente a un logro o fracaso de nuestros alumnos.
Es necesario pues, tener habilidades para dar mucha alegría, transmitir entusiasmo, entregarnos con todo nuestro ser a compartir momentos agradables y hacer de esta tarea nuestro sentido de vivir.

Contactar con el autor: aibuce31@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Yudith Ciancio - Uruguay
10-1-05

Título del comentario: Pensar desde el lugar en el que estamos

Comentario:

Quiero realizar el comentario sobre el tema partiendo de una frase de un autor Uruguayo: Vaz Ferreira. Al referirse en uno de sus libros al papel que juega el docente, explicita: "La enseñanza se mueve dentro de un sistema donde no hay lugar para el "me parece", el "es posible que sea así", el "tengo dudas y estudiaré el punto a fin de ver si puedo disiparlas" ¿Cómo han de venir a los niños, y para usarlas en la escuela, palabras que no sean las tuyas?".
Y esta afirmación la considero oportuna, porque es necesario pensar permanentemente en el lugar en el que estamos. Ese lugar que ha de ser creativo, comprometido y que supone una constante reflexión y análisis de nuestras posturas, nuestras intencionalidades en las prácticas y nuestras actitudes ante nuestros alumnos.
Si queremos ayudar a los alumnos a construir, analizar, reflexionar y conocer desde su realidad inmediata, hemos de mostrarles que nosotros también estamos en constante aprendizaje y en permanente cambio. Resulta muy fácil muchas veces "criticar" o "decir algunas apreciaciones" de los alumnos, pero nos hemos puesto a pensar realmente ¿cuánto he realizado desde mi lugar, para poder dar el ejemplo en temas que "critico"
o en actitudes que no me parecen adecuadas? ¿Realmente me he puesto por un momento en el lugar del aprendiente, mostrándole que también puedo equivocarme a fin de poder despertar en él, el deseo de aprender?
Por eso no alcanza el "puede ser" o el "me parece" o el "es posible", pues esto nos llevaría a actuar intuitivamente y no desde la racionalidad y compromiso que realmente hemos de mostrar como docentes, desde el rol que nos compete.
Un gusto intervenir en estos temas que promueven la reflexión.

Contactar con el autor: yuditha@adinet.com.uy

  Subir 

 

Comentario de: Xavier Torrado - Galicia -España
10-1-05

Título del comentario: Resumiendo y avanzando...

Comentario:

Han pasado ya algunos meses desde mi primer comentario sobre la profesión docente. He podido leer con más o menos calma todas las intervenciones del resto de colegas y me atrevo a intentar un paso más en este tema vidrioso.

Ismael Jiménez Marcial desde México dice:
"En este nuevo contexto, es necesario que el maestro se sacuda de prácticas y estructuras caducas. Le hace falta edificar una imagen renovada de su imagen: una imagen que lo ubique, sin lugar a dudas, en el estatus de profesional de la docencia."
Querido Ismael cuando las estructuras SON CADUCAS su motivo tendrán, seguramente porque a toda la comunidad educativa (políticos y sindicalistas incluidos) les interesa tener un control fácil de esta institución... y de los 'profesionales' que en ella estamos. La imagen de 'profesional de la docencia' es precisamente el meollo de la cuestión: técnicos en transmisión de conocimientos, educadores de adolescentes y modelos de virtudes ciudadanas para un futuro incierto, dinamizadores sociales... o simples guarderías por horas para facilitar la productividad de los adultos que así podrán dedicarse en cuerpo y alma a ganar plata mientras sus vástagos se hallan a buen recaudo en la escuela...
Un profesional debería tener unas competencias claras y se podría demandar de él un determinado perfil de actividades y competencias... pero me temo que nuestra 'profesión' sirve para un roto lo mismo que para un descosido.
Y lo peor, amigos, es que mientras tiramos unos hacia un lado y otros hacia otro lado... la escuela pública se va quedando en la cuneta, sus 'profesionales' quemándose día a día, y los nuevos educadores repiten los vicios de los anteriores con más o menos acierto... y así seguimos arrastrando un modelo de escuela que ya no sirve más que a los intereses de un mercado que precisa organizar las actividades laborales de sus consumidores incluso en el terreno pedagógico: medios audiovisuales, TICs, libros de texto, materiales para refuerzos educativos, lenguas extranjeras, actividades deportivas, intercambios escolares que son dirigidos siempre hacia las mecas del consumo: París, Londres, Roma o hacia lugares típicos de diversión en cada uno de los países, en España, Mallorca, LLoret de Mar, Canarias...

Emilio López Jiménez también desde México dice:
"...formar jóvenes honestos para una sociedad deshonesta ....la posibilidad de implementar en su entorno un blindaje profesional, para que las futuras generaciones encuentren entusiasmo por la vida."
Me temo que nuestros jóvenes ya han encontrado sobradamente entusiasmo por la VIDA DEL CONSUMO y tienen muy claro que el fin a perseguir es siempre la obtención del éxito económico y ninguna otra cosa merece la pena ni el esfuerzo... ni el placer de conseguir una autoestima que se base en algo que no sea puramente material. Efectivamente vivimos en una SOCIEDAD DESHONESTA y se nos pide formar a nuestros jóvenes en valores cívicos y humanos...? Para qué? Para que puedan resultar más manipulables y sean menos 'espabilados' que los hijos de los Tiburones Económicos que llevan a sus vástagos a formarse en Chicago o en Harvard...? Y todavía quedan colegas que pretenden redimir a no se sabe quién, y que intentan convertir su profesión docente en una especie de cruzada contra los vicios morales y la corrupción política...?
Por favor, deberíamos despertar de este mal sueño y preguntarnos cuánto de lo que decimos en nuestras aulas soporta la prueba de su universalización, es decir; que la Teoría de la Evolución fue propuesta por Darwin parece algo objetivo y sin embargo millones de seres humanos siguen fieles a las creencias religiosas que hablan de un Creacionismo divino...? Estamos enseñando ciencia o simples 'creencias científicas'... al fin y al cabo mientras consideramos que 'nuestra' libertad individual es sacrosanta... conculcamos esta misma libertad cuando se trata de seguidores del Islam, o de las costumbres de la etnia gitana... y solo son ejemplos sin ánimo de exhaustividad ni de gran precisión conceptual.

Mildred Meza desde Venezuela nos recuerda en clave poética que: "Cuando alguien busca, suele ocurrir que sus ojos sólo ven aquello que anda buscando, y ya no logra encontrar nada ni se vuelve receptivo a nada porque sólo piensa en lo que busca, porque tiene un objetivo y se halla poseído por él. Buscar significa tener un objetivo. Pero encontrar significa ser libre, estar abierto, carecer de objetivos"
Me temo que carecer de objetivos no es más que dejarse arrastrar por los vientos que soplan en todas direcciones... a veces hacia tierra firme... otras hacia el mar abierto.... Efectivamente nuestra vida es azar y afortunadamente imprevisión, sorpresa, motivaciones nuevas... pero no tanto querida Mildred, no tanto como para dejarnos arrastrar por el viento del NEOCONSERVADURISMO que atraviesa la Tierra y arrasa con pueblos y culturas enteras... simplemente por un puñado de dólares o de euros...!
Mis alumnos saben bien que la libertad sólo se puede ejercer cuando existe un amparo económico que permite llevar adelante tus proyectos vitales y aunque conocen valores más 'importantes' que los económicos y materiales lamentablemente todos terminamos comprando nuestros regalos de Navidad en los mismos establecimientos y 'guiados' por la misma publicidad o marketing... es esta la Libertad que no cabe esperar... la libertad del mercado?

Os imagináis un DIA MUNDIAL DE LA ESCUELA... en el que todas absolutamente todas las Escuelas Primarias, Secundarias, Universitarias... todas las escuelas del mundo CERRASEN SUS PUERTAS para reflexionar acerca de la validez del MODELO EDUCATIVO...?
Un mundo con menos 'escuela' no necesariamente sería un mundo menos culto e instruido... sobre todo si evaluamos lo que estamos enseñando en esta rancia Institución...!
Largo es el camino para poder recorrerlo en su totalidad... basta un pasito en la dirección adecuada para convertir la vida humana en un agradable paseo...! A fin de cuentas no creo que podamos aspirar a mucho más.

Afectuosamente desde Vigo (Galicia - España) os deseo unas agradables vacaciones de Navidad...!

 

Contactar con el autor: profefilo@yahoo.es

  Subir 

 

Comentario de: Silvia Díaz Páiz - Costa Rica
10-12-04

Título del comentario: Mi labor docente

Comentario:

Cuando inicié mi carrera docente nunca me imaginé el trabajo tan duro que me esperaba, nunca pensé que tenía que ser consejera, enfermera, madre, tía, orientadora, sacerdote, tantas cosas. Ahora me digo: "en la universidad no me enseñaron esto". Es que ser educador va más allá de enseñar alguna asignatura de forma académica. Ser educador no solo pide poder enseñar bien los contenidos, sino que nos exige formar para la vida, formar a los niños y niñas, de forma integral.
Y talvez una pregunta que todos nos hacemos ¿Cómo lograrlo? Cuando vemos que tenemos un programa de estudios saturado de contenidos y que tenemos que cumplirlo en un tiempo record, cómo hacerlo si continuamente tenemos que cumplir con los documentos administrativos que nos solicitan... A veces al terminar con las lecciones salgo con un sinsabor, diciéndome: hoy no pude escuchar a mis estudiantes, hoy no los pude atender, hoy no les di oportunidad de que comentaran sobre sus intereses y necesidades.
Cuantas veces nos olvidamos que la educación tiene corazón, no solamente cerebro, la educación tiene rostro de niño y de niña, el rostro de aquellos que llegan a las escuelas sedientos de conocimiento, con ganas de aprender, ilusionados con lo que pasará, creyendo que la escuela es un lugar mágico, lleno de sorpresas.. pero lamentablemente se encuentran otra realidad.
¿Qué hacemos para que eso no pase?, volver a dar corazón de madre a la educación, tener conciencia que cada uno de nosotros trabaja con el material mas preciado, seres humanos, que si hoy cometo un error, el día de mañana será cobrado con creces, los docentes trabajamos con los corazones de los niños y las niñas, con sus ilusiones, con sus pensamientos, con sus sentimientos...
¿Cómo quieres que te recuerden? ¿Cómo el docente que sembró la semilla entre las piedras?, o ¿Cómo el que se encargó de sembrar en tierra fértil, abonó y regó las plantas? Piénsalo.

 

Contactar con el autor: sylvdiaz@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Mildred Meza - Venezuela
10-12-04

Título del comentario: Búsqueda, encuentro y construcción compartidas.

Comentario:

La profesión docente es una de las más sensibles a los cambios sociales, políticos, culturales, tecnológicos... de las sociedades. Asimismo, tiene el desafío permanente de contribuir con la formación de actores o sujetos sociales que sean capaces de emprender las trasformaciones que vive el mundo. Ante tales exigencias, la profesión docente puede verse en una dimensión justa y real que, si bien tenga un alto reconocimiento, éste no signifique que la educación sea sólo responsabilidad del docente y por ello, se piense en fortalecer el valor formativo de otros actores: líderes comunitarios, políticos, religiosos, comunicadores sociales, etc. En este mismo sentido, quiero destacar la función pedagógica de la profesión docente que parece diluirse en medio de tantos roles que se le imponen al ejercicio docente desde las directrices emanadas de los entes rectores de la educación. En consecuencia, desde mi visión nuestra profesión es una búsqueda, un encuentro y una construcción que se realiza de manera compartida que abre espacios para la reflexión y el diálogo permanentes. Tal es así que nos plantea dilemas, controversias, dudas y aciertos de magnitudes tan diversas y variopintas que la enriquecen cada día más. Finalmente, quiero compartir con Uds. las palabras de Siddhartha (citado en Hesse, Hermann -2001-) que constituyen una invitación a replantear nuestro quehacer docente: "Cuando alguien busca, suele ocurrir que sus ojos sólo ven aquello que anda buscando, y ya no logra encontrar nada ni se vuelve receptivo a nada porque sólo piensa en lo que busca, porque tiene un objetivo y se halla poseído por él. Buscar significa tener un objetivo. Pero encontrar significa ser libre, estar abierto, carecer de objetivos".

 

Contactar con el autor: mmezacha@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de:Yudith Ciancio - Uruguay
25-11-04

Título del comentario: Nos hemos puesto a reflexionar...

Comentario:
Quiero realizar el comentario sobre el tema, partiendo de una frase de un autor Uruguayo: Vaz Ferreira. Al referirse en uno de sus libros al papel que juega el docente, explicita: "La enseñanza se mueve dentro de un sistema donde no hay lugar para el "me parece", el "es posible que sea así", el "tengo dudas y estudiaré el punto a fin de ver si puedo disiparlas. ¿Cómo han de venir a los niños, y para usarlas en la escuela, palabras que no sean las tuyas?".
Y esta afirmación la considero oportuna, porque es necesario pensar permanentemente en el lugar en el que estamos. Ese lugar que ha de ser creativo, comprometido y supone una constante reflexión y análisis de nuestras posturas, nuestras intencionalidades en las prácticas y nuestras actitudes ante nuestros alumnos.
Si queremos ayudar a los alumnos a construir, analizar, reflexionar y conocer desde su realidad inmediata, hemos de mostrarles que nosotros también estamos en constante aprendizaje y en permanente cambio.
Resulta muy fácil, muchas veces, "criticar" o "decir algunas apreciaciones" de los alumnos, pero nos hemos puesto a pensar realmente ¿cuánto he realizado desde mi lugar, para poder dar el ejemplo en temas que "critico" o en actitudes que no me parecen adecuadas?¿Realmente me he puesto por un momento en el lugar del aprendiente, mostrándole que también puedo equivocarme a fin de poder despertar en él, el deseo de aprender?
Por eso no alcanza el "puede ser" o el "me parece" o el "es posible", pues esto nos llevaría a actuar intuitivamente y no desde la racionalidad y compromiso que realmente hemos de mostrar como docentes, desde el rol que nos compete.

 

Contactar con el autor: yuditha@adinet.com.uy

  Subir 

 

Miguel Ángel Sánchez Sánchez - México
25-11-04

Título del comentario: La profesión docente: realidad o utopía.

Comentario:
Al leer los comentarios de mis compañeros y ver que algunos expresan en sus líneas un sentimiento de fracaso, de derrota y, me permito interpretar, de decepción, no me queda más que decirles que yo creo que nos hemos olvidado del porque estamos aquí, en la docencia, para qué estamos y a quienes servimos.
Soy docente frente a grupo desde hace 13 años y hasta el día de hoy no he perdido el amor por enseñar, la pasión de dejar en mis educandos un granito, por pequeño que éste sea, de conocimiento, que a la larga los llevará a cambiar o transformar su vida. No he olvidado que el pago de mi profesión no es económico, sino moral, social, intelectual, y algo muy importante es a largo plazo, no en resultados inmediatos.
Por favor compañeros, vamos a creer un poco más en nuestra formación, a seguir trabajando para formar hombres y mujeres íntegros, que puedan adaptarse a la vida social de su entorno con mayor facilidad y no con tanto pesimismo como algunos de nosotros lo hacemos cada día en nuestra actividad diaria... enseñar.

 

Contactar con el autor: miguel_gladis@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Edgar Medrano - Venezuela
10-11-04

Título del comentario: Paradojas...

Comentario:
Paradojas que no son tales. La profesión docente es un camino duro, difícil, en ocasiones incurrimos en el pensamiento de abandonarlo para buscar "mejores" vías de existencia; pero es gratificante al por mayor. Mi experiencia docente se concentra en la universidad, y ella me ha fortalecido, he madurado como ser social e individuo pleno, con dudas, preguntas, y la capacidad de seguir en el camino trazado. Es terriblemente maravilloso ver al cabo de los años frutos satisfactorios, encuentros con viejos y agradecidos alumnos y amigos. Nunca me imaginé docente, pero hoy doy gracias a Dios por haberme mostrado y guiado hacia este puerto de maravillas, ¿no lo creen? Somos, debemos ser, formadores de la esperanza, colegas del amor y de la libertad. No escribo de cosas etéreas: ejerzo franca y duramente la docencia, con los pies bien puestos en este planeta, y pienso que esta labor es mi manera de dar gracias a mis parientes humanos y a Dios...

 

Contactar con el autor: edalmevi55@latinmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Benjamín Juárez Martínez - México
25-10-04

Título del comentario: Vocación

Comentario:

Algunos somos maestros por vocación y otros por equivocación. El estado de concienciación crítica es la que lleva a un análisis del contexto actual y la infraestructura administrativa en la que el estado tiene el control en y para beneficio del sistema. Te felicito por tus apreciaciones, pero al mismo tiempo, exhorto a que continúes en esta difícil y poco gratificante tarea de formar para transformar. Las satisfacciones interiores son mucho mas alimento de quienes están plenamente conscientes de la función y el papel que desempeñan. Los maestros tenemos el sartén por el mango y pocos están conscientes de ello. Nuestro medio puede y debe cambiar, pero somos los maestros los que tenemos que asumir de manera consciente y responsable esta tarea.

 

Contactar con el autor: fitos@prodigy.net.mx

  Subir 

 

Comentario de: Graciela Fanego de Bianchi - Paraguay
25-10-04

Título del comentario: Ser docente en una sociedad no decente

Comentario:

La sociedad indecente es producto, no solo de la influencia de los medios, puesto que también ha pasado por la escuela; el docente es quien debe asumir su labor como factor de cambio social. No se educa solo con las palabras, sino más bien con el ejemplo y las acciones; si el docente vive y actúa bien, centrado en valores y acciones coherentes, el alumno/a imitará como válida esas actitudes y las incorporará a su vida. La expansión de esos valores, visualizados en los alumnos, influenciar lentamente en la conformación de una sociedad que podrá apreciar más la honestidad, la responsabilidad, el bien...Infelizmente hay docentes que son corruptos: cumplen mínimamente con su labor, aceptan coimas de los padres -aunque los denominen regalos- no desarrollan todo el contenido programático, se conforman con brindar lo mínimo a los educandos, no se reconvierten profesionalmente...etc.

Por eso debemos formar al docente;si logramos que cada profesor asuma la docencia como misión de vida, llegaremos a forjar una nueva sociedad. Los alumnos serán el mejor testimonio y factor de cambio.

 

Contactar con el autor: grabian@telesurf.com.py

  Subir 

 

Comentario de: Leonel Vega Aguirre - Costa Rica
25-10-04

Título del comentario: El cambio permanente

Comentario:

Parece que ya no hay cosas inmutables, todo cambia, la economía, la tecnología, la ciencia, y con ella la educación, por lo tanto el docente debe tener una actitud de cambio permanente, si el docente no se adapta a los cambio que el entorno le presenta, no podrá hacer buen ejercicio de la profesión, más mostrara una serie de debilidades, entre ellas el negarse a cambiar, a mantenerse en la obsolescencia, en ser la persona que todos los años repite lo mismo, a pesar de que son nuevas personas, hay más experiencia y nuevas oportunidades.

Una serie de nuevas cosas que están en la realidad educativa lo constituyen las TIC, las tecnologías de información y comunicación, el mundo está globalizado, y globalizada la educación, en este caso en concreto si un docente no se recicla, será un analfabeto tecnológico, superado por los mismos estudiantes, ese cambio no por ser un booom, sino que es la única forma de mantener el concepto de la empleabilidad docente, durante su carrera como formador.

 

Contactar con el autor: leonvegacr@yahoo,com.mx

  Subir 

 

Comentario de: Emilio López Jiménez - México
10-10-04

Título del comentario: Ser docente en una sociedad no decente

Comentario:

La influencia cotidiana de la deshonestidad, esta hoy minando la profesión docente, junto con los medios de comunicación, que ejercen modelos de comportamiento, en los nuevos sujetos de la educación, que hacen necesario el debate constante para buscar nuevas alternativas viendo a los alumnos con sus potencialidades y cuidando de ejercer una práctica que permitaenfrentar, como señalara el maestro Pablo Latapí, formar jóvenes honestos para una sociedad deshonesta, tarea nada sencilla, por eso mi interés por intercambiar comentarios entorno a esta profesión docente, buscando la posibilidad de implementar en su entorno un blindaje profesional, para que las futuras generaciones encuentren entusiasmo por la vida.

Contactar con el autor: loujimeny@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Olga Lucia Uribe - Colombia
10-10-04

Título del comentario: Factores internos y externos

Comentario:

Hablar de "profesión" docente nos lleva a reflexionar sobre cómo la mayoría de los docentes universitarios llegan allí, más por amor y deseo de ser docentes que por verdadera formación. Contamos con excelentes profesionales de diversas disciplinas que llegan a la docencia por un deseo. Esto trae como consecuencia el que contemos con gente con un gran deseo de enseñar pero sin saber como hacerlo. Adicionalmente se ven enfrentados a un sistema que cada vez les exige más cosas. les hablan de innovación metodológica, de créditos académicos, con todo lo que esto implica y adicionalmente les piden que se aumente la cobertura sin ningún criterio técnico, haciendo que cada vez los grupos sean mayores. Es así como el docente se ve enfrentado a una serie de presiones internas y externas que lo que hacen es agobiarlo. Las instituciones de educación, y en especial las superiores, deberían asumir el reto de formar a nuestros docentes antes de lanzarlos a enfrentar todas estas presiones. Se debería de hacer una construcción en equipo que propicie verdaderas oportunidades para nuestros docentes y que existan argumentos sólidos para enfrentar las presiones externas que a veces solo pretenden dar respuestas a los problemas de manera facilista y reactiva.

Contactar con el autor: decanabac@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Mercedes Pérez Vázquez - Cuba
25-09-04

Título del comentario: La preparación psicopedagógica del docente

Comentario:

La necesidad de tener un profesor universitario preparado, no solo en su especialidad, sino también desde el punto de vista psicopedagógico es una necesidad de la sociedad en la actualidad por cuanto el profesional que se va formar debe ser integral. El profesor universitario debe mantener una preparación continua desde el punto de vista metodológico y de la formación de valores para de estar forma cumplir con este importante rol. Sin embargo en muchos países de nuestra América los profesores son contratados parcialmente y disponen de poco tiempo para ello.
En Cuba los profesores están contratados todo el tiempo y se mantiene una preparación metodológica constante, la que no esta exenta de deficiencias y se trabaja por elevar el nivel pedagógico del claustro a través de cursos, diplomados, maestrías y doctorados. En la medida en que el profesor esté mejor preparado evidentemente que mejor podrá cumplir su función de formador.

Contactar con el autor: mercedes.perez@infomed.sld.cu

  Subir 

 

Comentario de: Hebelth Hamlet Lizama Estrada - México
25-09-04

Título del comentario: Profesión docente: embrujo o pasión

Comentario:

Hablar de la profesión docente es hablar del espadachín sin dama, nada más alejado del mundo de la popularidad, las noticias de glamour o chismes del corazón. Es hablar de una historia llena de sinsabores, de amargos desengaños frente a un trabajo y una entrega no reconocida; las historias, muchas, con finales semejantes: soledad y desencanto...
Por pasión soy docente y por embrujo pedagógico soporto tanto que muy pocos y sólo aquellos que portamos con orgullo el nombre de maestro sabemos llevar. Yo también he luchado contra gigantes cual Quijote: burocracia, tecnocracia, administradores, padres de familia desobligados, muchos otros bajo el disfraz de alumnos y otros con rostro de maestro pero almas de bestias sanguinarias y mercenarias; verdaderos comerciantes de aprobaciones y calificaciones.
Mi batalla es a diario, la primera conmigo mismo que me grito ¿para qué tanto esfuerzo y sacrificio, si al final obtienes nada?. Al vencer mi primera lucha siguen las otras: alumnos sin deseos de aprender, administrativos perdidos en su mundo de burocracia que ahoga y acosa, condiciones materiales adversas y los medios de comunicación que por noticia hacen escándalo de los malos maestros y justifican los bajos salarios y pobres prestaciones bajo la consigna de que "los resultados que se obtienen son malos".
¿Qué empresa podría triunfar si son los propios empleados los que tienen que suministrar y mantener la infraestructura, autocapacitarse, hacer multiplicidad de funciones: obrero, médico, padre, confesor, confidente, abogado, albañil, carpintero, etc.? Aunado a eso, en vez de invertirse en políticas motivacionales y participativas como proceso para la búsqueda de la calidad, se propicia el aislamiento, la competencia entre trabajadores, que si bien ofrece altas expectativas salariales para los que destacan, es más fácil escalar el Everest que acceder a ellos para un docente de escuela y no de política sindical u oficial. Ninguna empresa lo lograría, luego entonces, cómo lograr que el magisterio fortalezca sus procesos educativos y mejore la calidad de la educación que se ofrece en las escuelas. ¿Con buenas intenciones, abogando por el profesionalismo y la vocación docente de la que no se puede comer, vestir, estudiar o mantener a una familia?.
Todo país y gobierno, así como sociedad que crea merecer un mejor futuro, deberá considerar mejorar las condiciones laborales y salariales de los maestros, no sólo es ampliar la oferta educativa con más de lo mismo, aunado a la ampliación de la cobertura, debe ir un fortalecimiento del trabajo del maestro, ya que el sentimiento generalizado del magisterio es el desencanto y el enfriamiento de la pasión. ¡Cuidado!, no sea que este camino nos lleve a un divorcio de la clase social ideológica más poderosa de los países; los políticos encienden pasiones por la búsqueda del poder, el maestro enciende conciencias y revoluciones cuando es necesario. La pregunta que hoy cabría hacer es: ¿serán los políticos y gobernantes de los países de América Latina lo suficientemente hábiles y sabios para atender a los reclamos de los maestros y mejorar la situación de los países? ¿En nuestras aulas se dará ese cambio o veremos cada vez más maestros que dejan la tiza y toman el fusil revolucionario?...
La moneda está en el aire, el futuro en veremos, lo único claro es que todo cambio que se geste en un país tendrá que incluir a los maestros.
Maestros ¿embrujo o pasión?, ¡Pasión! y de la más ardiente.

Contactar con el autor: rie@oei.es

  Subir 

 

Comentario de: José Luis Martín Ocaña Madrazo - México
25-09-04

Título del comentario: El nuevo rol del docente

Comentario:

Estoy de acuerdo en los señalamientos que se han realizado en torno
a la profesión del docente, al rol que le corresponde en nuestra sociedad.
Sin embargo, la profesión ha ido en los últimos años perdiendo ese sentido de compromiso y abnegación que los profesores de antaño manifestaban. Pero esto no es responsabilidad sólo de los profesores, sino de los políticas que en nuestro país (México) se presentan cada sexenio.
La visión social del docente se ha deteriorado, es decir, al profesor sólo le interesa llegar a cumplir con un programa educativo sin importarle si los alumnos aprende o no (esto hablando de los niveles básico y medio superior) Lo anterior es consecuencia de que la profesión se ha proletarizado tanto
que los salarios son insuficientes para que el profesor, con un sólo trabajo, pueda mantener a su familia, ahora es necesario que tenga dos o tres trabajos
para llevar ingresos a su hogar. Es importante señalar que los líderes sindicales son los que tienen altos salarios, situación que nos lleva a conocer de manera concreta la situación del profesor.

Contactar con el autor: joseocana66@yahoo.com.mx

  Subir 

 

Comentario de: Nora Luz Ospina Gómez - Colombia
25-09-04

Título del comentario: ¿Calidad docente?

Comentario:

Se observa que la mayoría de las intervenciones plantean las mismas cuestiones en cuanto al rol que tenemos los docentes y los sentires frente a la educación. En particular, comparto mucho con el compañero mexicano sobre el tema, ya que a los docentes, por ejemplo en Colombia, se nos endilga muchas veces la mala calidad de la educación, o como partícipes de la violencia que vive Colombia, el hecho de que muchos niños y niñas estén fuera de las aulas. Imputación ésta injusta y deshonesta, ya que el Sistema Educativo Nacional no ofrece estudios veraces sobre la realidad misma, así como tampoco ofrece soluciones.
Gran parte de toda la problemática que vive Colombia al respecto se debe a las políticas extranjeras de socavar la educación para que nunca sea buena y satisfactoria para los colombianitos que crecen. Se nos imponen modelos extranjeros en educación para que nuestros niños y niñas "sepan hacer" lo que los países dominantes necesitan que sepan para los trabajos poco pagados por ellos.
El Sistema Educativo Nacional impone decretos, que prueban cómo es su deseo que las condiciones educativas sean precarias y nunca arrojen resultados positivos. Por ejemplo, el decreto 0230 obliga a promover a estudiantes de bajo rendimiento a como dé lugar, el objetivo es que no haya repitencia. Los docentes nos vemos obligados a ver impávidos como desciende la calidad de la educación. Además, no contentos con eso, existe otro decreto (1278), en donde se desprofesionaliza la carrera docente y se precariza aún más la calidad de vida de los docentes. En él se acepta que cualquier profesional puede ser docente. Entonces, ¿dónde queda el estudio pedagógico necesario para impartir procesos de aprendizaje exitosos?
Diría que los que amamos esta profesión somos los que hacemos patria, junto con los médicos, vemos que los estímulos son muy pocos, y sin embargo aquí vamos con el entusiasmo, el positivismo, y el optimismo que nuestros muchachos y muchachas necesitan ver en nosotros para continuar en
esta tarea y lograr que ellos algún día emulen nuestra labor.

Contactar con el autor: noralosp@yahoo.com

  Subir 

 

Comentario de: Jhon Pazmio - Perú
25-09-04

Título del comentario: Emergencia educativa

Comentario:

Como ya todos hemos concluido la profesión docente es una de las más importantes de la vida del hombre, es de vital importancia comprometernos con ella.
Sabemos por ende que América Latina, y en especial los países andinos (Perú,. Ecuador, Colombia y Bolivia) viven con una emergencia latente: la Educación. Esta podría aminorarse siempre y cuando los profesionales que de ella somos fruto diésemos mucho más de nosotros, pues recordemos señores
que sacar a un país adelante no es sólo responsabilidad del estado, sino de los profesionales que de ella están a cargo.
Yo aun soy alumno de octavo ciclo de Educación, pero ya tengo la consigna
clara de dar y entregar todo a una calidad educativa que parta de mi y se irradie a los demás, quizás es una tarea titánica, pero no hay peor gestión que la que no se hace.

Contactar con el autor: a20024591@pucp.edu.pe

  Subir 

 

Comentario de: Ismael Jiménez Marcial - México
10-09-04

Título del comentario: Representaciones sociales de y en la docencia

Comentario:

 

Contactar con el autor: ismaelj@sep.gob.mx

  Subir 

 

Comentario de: Ismael Jiménez Marcial - México
10-09-04

Título del comentario: Representaciones sociales de y en la docencia

Comentario:

El discurso oficial siempre ha concebido al maestro como un agente de cambio.
¿Qué tan real es esta concepción? Desde hace más de un siglo, la imagen que heredamos del maestro es la que la tradición nos impuso y que se caracterizópor la abnegación y el sacrificio.

Esta imagen, válida en su momento dadas las condiciones políticas, económicas y sociales, que por lo menos en México marcaron el origen del sistema educativo, ahora ya no son tales.
Los cambios experimentados por la sociedad mexicana en el tránsito de un sistema corporativista a la construcción de nuevos espacios de convivencia, los avances en el descubrimiento de nuevos conocimientos y el empleo de nuevos instrumentos tecnológicos, entre otros factores, hacen necesario el replanteamiento del perfil del docente.

En efecto, antaño se incorporaban al ejercicio del magisterio personas provenientes de las clases media o baja, con perfiles académicos francamente pobres porque las circunstancias así lo exigían.

Esto se fue remediando a medida que la estructura y la infraestructura educativa se fueron mejorando.

No obstante, siempre se realizó una selección de aspirantes a la profesión docente que tuvo como sello la pobreza en cuanto al estudio de la vocación, capacidades y habilidades para conducir grupos de alumnos.

En la actualidad, el sistema educativo tiene necesidad de hacer frente a por lo menos tres retos:

1. Impulsar mecanismos y estrategias que puedan garantizar que a la práctica de la docencia lleguen individuos aptos para ello tanto en vocación como en competencias.

2. Estudiar en profundidad las condiciones laborales en las que los docentes desempeñan su función. Es sabido que en las escuelas de educación básica que tenemos en México los maestros se enfrentan a situaciones como las siguientes:

- Verticalidad y rigidez de la estructura educativa.
- Cargas administrativas excesivas.
- Programas, proyectos y campañas de coyuntura.
- Grupos saturados de alumnos.
- Escasez de material didáctico.
- Espacios y mobiliario inadecuados e insuficientes.
- Material didáctico y equipo obsoletos.
- Simulación de resultados en la eficiencia terminal.
- Fraccionamiento de plazas.
- Apoyo técnico inadecuado o inexistente.
- Sistemas de estímulos amañados y de escasa credibilidad.
- Salario insuficiente.
- Corrupción oficial y sindical.

3. Implantar la obligatoriedad de la formación continua atendiendo a situaciones reales. En México la actualización de los maestros ha tenido como base los supuestos. Nunca, que yo sepa, se ha llegado hasta las aulas para realizar estudios o preguntar al maestro acerca de lo que necesita para mejorar su desempeño.

En el tránsito de un sexenio a otro esto se ha suplido con "foros de consulta", es cierto, pero sólo han servido para validar políticas prediseñadas. Por eso quizá, las reformas educativas no han permeado la práctica magisterial como se quisiera.

Sin duda, estas tres condiciones forman parte de un triángulo perverso que se necesario romper para estar en condiciones de redimensionar la imagen del docente.

Como se dijo al principio, las condiciones sociales, económicas y políticas están en proceso de cambio permanente.

En este nuevo contexto, es necesario que el maestros se sacuda de prácticas y estructuras caducas. Le hace falta edificar una imagen renovada de su imagen: una imagen que lo ubique, sin lugar a dudas, en el estatus de profesional de la docencia.

Contactar con el autor: ismaelj@sep.gob.mx

  Subir 

 

Comentario de: Rebeca Castellanos - Venezuela
10-09-04

Título del comentario: La transformación del docente

Comentario:

El proceso del muy llamado cambio en la práctica pedagógica tiene muchos matices y muchas variables relacionadas. Particularmente pienso que cualquier cambio debe tener una intencionalidad de transformación pero con una claridad sobre que es lo se va a transformar y con que finalidad. Esto sólo se logra con un profundo proceso de reflexión sobre el docente como un ser integral, sobre su formación, personalidad, nivel socioeconómico, valores, visión de mundo, salud física y satisfacción profesional (entre otros aspectos). Esta reflexión implica un conocimiento de sí mismo y del otro, entiéndase como alumno, colega, supervisor, representante y cualquier persona involucrada en el proceso pedagógico, así como acerca de su propia práctica profesional y es allí donde quiero hacer énfasis, la escuela debe ser una institución donde no sólo se forme al estudiante sino también se forme y desarrolle el docente durante su ejercicio profesional. En este sentido es absolutamente necesario que el nivel directivo tome conciencia de ello, la necesidad de crear esos espacios de reflexión, de comunicación, de auto y heteroevaluación se hace impostergable, si no nos pensamos y nos miramos a nosotros mismos jamás podremos intentar un cambio ni transformación alguna.

Contactar con el autor: rebecastellanos@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Rebeca Castellanos - Venezuela
10-09-04

Título del comentario: El docente como persona y profesional

Comentario:

Entusiasmada leí los comentarios a este tema que me apasiona pues soy docente desde hace un poco más de 20 años, nieta de docentes, hija de madre docente. Ser maestro se lleva en el alma por eso pienso que no se puede desligar la profesión de la persona. El aspecto personal del docente como un ser complejo es fundamental de considerar en todo programa de formación. La complejidad del ser humano, como bien lo apunta Edgar Morin, está presente en todo momento.

¿Qué significa considerar al docente como un ser complejo en los procesos formativos? Significa enseñarle a mirarse, a autobservarse en todas sus dimensiones, significa ayudarlo a elevar su nivel de conciencia sobre el rol fundamental que ejerce en la sociedad, el ser un "modelo educativo" como lo plantean Buxarrais y Esteban, debe ser el punto crucial en el que se centre su proceso reflexivo.

Los programas formativos necesariamente deben propiciar un pensamiento que capte sus relaciones internas y externas de manera de aumentar su toma de conciencia y en consecuencia mejorar continuamente su actuación como persona y como profesional.

Contactar con el autor: rebecastellanos@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Eugenio Lizarde Flores - México
25-08-04

Título del comentario: Representaciones sociales de y en la docencia

Comentario:

El compañero que propone el tema de la profesión docente toca sólo el aspecto que tiene que ver con los profesores en servicio; en mi comentario quiero abundar sobre la importancia de las representaciones sociales (cfr. Moscovici,2003)de y en la docencia, así mismo en la posibilidad de generar también la discusión en torno a un cambio de representaciones sociales que nos permitan concebir un continuo entre la formación inicial y la formación permanente; es decir, hablar de la profesión docente no es sólo hablar del servicio que como profesión se ofrece, es también hablar de las concepciones, actitudes, prácticas... con las cuales se define la docencia; qué hacer para que aparte de que nos sigamos lamentando de la precariedad institucional de la profesión, también se generen actitudes y prácticas que permitan concebirmos como aprendices permanentes; ¿cómo potenciarnos como colectivo
que reflexiona, e interviene fundamentadamente desde y para su practica?...en fin, como evitar el "desencanto docente" que se genera en muchos profesores ante la proletarización de su trabajo.

Contactar con el autor: eulizflo72@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Magdalena - Chile
25-08-04

Título del comentario: Un tema sin término...

Comentario:
Estoy totalmente de acuerdo con Camilo; como dice una profesora: la pedagogía es la profesión más importante pero, a la vez, la más difícil. Los profesores deben lidiar diariamente con diversos problemas: para comenzar con la gran inequidad existente en el mundo, lamentablemente el problema de la educación se sujeta a otros problemas de índole social: economía, cultura, política, etc. Además de los diferentes obstáculos presentes en cada escuela.

Contactar con el autor: amaainti@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Melecio Paragua Morales - Perú
25-08-04

Título del comentario: La profesión docente

Comentario:
La profesión docente en mi país viene de más a menos. Mientras la educación, en todos los países del tercer mundo, no sea vista como una política de Estado, no tendrá participación positiva en el desarrollo del país.
En mi país se aprueba la creación de universidades como colegios; es decir sin evaluar los requisitos mínimos y el 95% de ellas forman docentes para todos los niveles.
Además se cuenta en todo el país con institutos superiores nacionales de pedagogía, y paralelo a éstas están también los institutos superiores particulares que también forman docentes; es decir, en los últimos 15 años ha habido una saturación de docentes que con título en mano han pasado a formar parte de los desocupados con título.
Los que consiguen trabajo en el sistema estatal o en el privado, lejos de dedicarse a la especialidad que tienen están pensando más en cómo aumentar sus ingresos, ya que en promedio su ingreso mensual es aproximadamente de 150 dólares americanos. Con ello dejan de capacitarse en detrimento de su nivel académico; pues su ingreso cubre apenas el 30% de sus necesidades básicas. Las universidades por su parte no están dando calidad. En suma son pocos los que llegan a posicionarse adecuadamente; sin embargo ellos se pierden por el centralismo, ya que el centro de la cultura es la capital de la república (Lima).
Es probable que la descripción hecha sea un tanto no creíble para los estándares internacionales; pero es la realidad pintada sin adornos.
Creo yo que los docentes somos los llamados a brindar todo nuestro potencial en la formación de los futuros ciudadanos que deben sacar de la crisis a nuestro país, y para ello debemos estar capacitados y sobre todo "puestos la camiseta del Perú", o sea identidad nacional.

Contactar con el autor: melecio_paragua@hotmail.com

  Subir 

 

Comentario de: Elisabeth Sánchez - Colombia
25-08-04

Título del comentario: Ser docente

Comentario:

Hace apenas un mes que estoy ejerciendo la docencia aunque en este momento soy estudiante de IX semestre de ciencias sociales y estoy realizando mi práctica.
Yo pienso que antes de ser maestros tenemos que ser personas y buscar la forma de llegarle a nuestros alumnos puesto que existen muchos con muchas dificultades y muchas veces como docentes no nos damos por enterados.
Pienso que hay que motivar a los estudiantes para que investiguen y se preocupen por estudiar, analizar y proponer, y no someternos a juzgarlos. Hay que incentivarlos para que comprendan la realidad.

Contactar con el autor: rie@oei.es

  Subir 

 

Comentario de: Xavier Torrado - España
25-08-04

Título del comentario: ...una profesión en crisis permanente

Comentario:
Teoría Negativa de la Educación... Bertrarnd Russell 1932...
'El objeto de la educación es el punto crucial de la cuestión.
La experiencia me ha persuadido, no sin sorpresa, de que es posible dar una instrucción adecuada y formar seres humanos bien educados sin imponerles la obligación de asistir a clases. Pero esto exige
una combinación de circunstancias que, hoy por hoy [1932], no es posible producir a gran escala. Requiere personas adultas con un interés genuino y espontáneo por las cuestiones intelectuales.
Requiere clases con un número reducido de alumnos. Requiere comprensión, tacto y habilidad por parte del profesor. Y requiere también un entorno en el que sea posible mandar al niño fuera
de la clase y decirle que se vaya a jugar si lo único que quiere en clase es alborotar. Pasará aún mucho tiempo antes de que en las escuelas ordinarias se den estas condiciones y, por tanto, la asistencia obligatoria a las clases parece ser necesaria todavía en la mayoría de los casos.'
Bertrand Russell La educación y el orden social, Edhasa, Barcelona, 004, p. 51
Han pasado casi 75 años... tres generaciones largas... y parece que nadie ha tomado nota de la base esencial del proceso de enseñanza-aprendizaje: la libertad que tendría como elementos básicos de esta profesión las ganas de enseñar y las ganas de aprender... El resto de los métodos pueden quedar muy monos pero lamentablemente conducen a callejones sin salida como el que tenemos planteado en la actualidad...
Muchos han estudiado una carrera para saltar obstáculos y alcanzar un título que se suponía válido para conseguir un trabajo bien remunerado y al final se encuentran 'parados y sin curiosidad por nada' ... otros lamentablemente ni siquiera pueden asistir a clases regulares y cuando lo hacen es en tales condiciones de masificación y competencia que al llegar al final lo único que han conseguido es tener un título y quizás obtener algo más de consideración social que aquellos que no lo han logrado... y sin embargo ni unos ni otros después de haber pasado largos años de estudios pueden transformar mínimamente su entorno social hacia algo más positivo ... una guardería no es un proceso de aprendizaje.
Nuestra profesión debería buscar por todos los medios que los alumnos lleguen a sentir 'curiosidad' por aquellas cuestiones de que hablamos los profesores... o en caso contrario mejor sería hablar de otra cosa.
A mi juicio no deberíamos transigir con el papel de guarderías que se nos asigna últimamente por una Sociedad de Consumo que básicamente observa a la Escuela como un lugar en el que recluir a las personas molestas... 'esos locos bajitos' como definía Serrat a los niños.
Difícil tarea... digna de un nuevo Sísifo... que somos todos nosotros.

Contactar con el autor: profefilo@yahoo.es

 

  Subir 

  Volver a Debates 


Principal de la OEI

Inicio >>