Monográficos Presentación | Último número | Números anteriores | Números en prensa | Números próximos | Índices
Núms. especiales Presentación | Último número | Números anteriores | Índice temático | Columna de Opinión | Recensiones | Entrevistas
Publicación Normas y envío de colaboraciones | Contactar | Créditos | Consejo asesor | Comité científico | Evaluadores | Memoria | Suscripción

Cargando
Cooperación iberoamericana, formación docente y tic en educación

Número 61 Enero-Abril / Janeiro-Abril 2013

Índice

Cooperación iberoamericana, formación docente y tic en educación

Adriana Villagrana Martínez *

* Desarrolla su práctica profesional como Licenciada en Relaciones Institucionales en forma independiente y hasta septiembre de 2012 lo hizo también en el área de Servicio Social del Departamento de Organismos Iberoamericanos de la Dirección General de Relaciones Internacionales (dgri), dependiente de la Secretaría de Educación Pública (sep) de México.

SÍNTESIS: La calidad de la formación docente guarda una estrecha relación con la calidad de la educación de un país. Esta asociación es particularmente importante cuando se habla de la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación (tic) en el entorno educativo, el cual debe adecuarse al contexto del siglo xxi en el que la tecnología ha permeado prácticamente todos los ámbitos de interacción de las personas.
En este sentido, los docentes constituyen una pieza clave en los procesos de enseñanza y aprendizaje para la adquisición de competencias acordes con esta era del conocimiento. Dada la importancia que se les atribuye, el presente artículo examina la oferta de cooperación internacional en el contexto iberoamericano en relación con la formación docente, y la pregunta central que lo guía es: ¿cómo se puede lograr que los programas, proyectos e iniciativas de la cooperación iberoamericana en materia de formación docente y tic se lleven a la práctica y tengan un impacto positivo en el contexto educativo latinoamericano?
Para responder tal cuestión se consideran las oportunidades, alcances y limitantes de esta cooperación para que, como un efecto dominó, las estrategias internacionales para la formación del profesorado en la materia constituyan la pauta para alcanzar los objetivos internacionalmente acordados en educación.
Palabras clave: formación docente; tecnologías de la información y la comunicación; tic; cooperación internacional.
Cooperação ibero-americana, formação docente e tic em educação
SÍNTESE: A qualidade da formação docente guarda uma estreita relação com a qualidade da educação de um país. Esta associação é particularmente importante quando se fala da incorporação das tecnologias da informação e da comunicação (TIC) no meio educativo, o que deve ser feito, adequando-se ao contexto do século XXI, no qual a tecnologia permeou praticamente todos os âmbitos de interação entre indivíduos.
Neste sentido, os docentes constituem uma peça chave nos processos de ensino e aprendizagem para a aquisição de responsabilidades de acordo com a era em que estamos: a era do conhecimento. Dada a importância que se lhe atribui, o presente artigo examina a oferta de cooperação internacional no contexto ibero-americano em relação com a formação docente e a pergunta central que o guia é: como será possível conseguir que os programas, projetos e iniciativas da cooperação ibero-americana em matéria de formação docente e de TICs sejam levados à prática e tenham um impacto positivo no contexto educativo latino-americano?
Para responder a tal questão consideram-se as oportunidades, alcances e limitações desta cooperação para que, como um efeito dominó, as estratégias internacionais para a formação do professorado na matéria constituam a pauta para alcançar os objetivos internacionalmente propostos em educação.
Palavras-chave: : formação docente; tecnologias da informação e da comunicação; tic; cooperação internacional.
ibero-american cooperation, teacher training and ict in education
ABSTRACT: The quality of teacher training is closely linked with the quality of the education of a country. This partnership is particularly important when talking about the incorporation of information and communication technologies (ict) in educational environment, which must be adapted to the the twenty-first century context in which the technology has virtually permeated all interaction areas of the people.
In this sense, teachers are a key part in teaching and learning processes for the acquisition of skills in keeping with this knowledge era. Due the importance attached to them, this article examines the supply of international cooperation in the Ibero-american context in relation to teacher training, and the central question which guides is: How can we ensure that the programs, projects and initiatives of the ibero-american cooperation in the teacher training and ict field will be implemented and have a positive impact on the Ibero-american educational context?
To answer such question, the opportunities, scope and limitations of this cooperation are considered so that, as a domino effect, the international strategies for training teachers in the field will constitute the pattern to achieve the internationally agreed goals in education.
Keywords: teacher training; information and communication technologies; ict; international cooperation.

1. Introducción

Los docentes constituyen una figura central en la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación (tic) en los procesos de enseñanza y aprendizaje. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (unesco), son las personas por medio de las cuales es posible facilitar y ampliar las oportunidades de aprendizaje para todos, especialmente ante el compromiso mundial de mejorar la calidad educativa, con la tecnología como herramienta imprescindible para lograr dicho objetivo.

Las tic han influido de manera contundente en la forma en la que se relacionan las personas alrededor del mundo, en diferentes niveles y ámbitos. Si bien su surgimiento e implementación no es un fenómeno nuevo, es en años recientes cuando han cobrado particular importancia posicionándose como un nuevo modelo de interacción en el mundo. Así, temas como educación, salud, productividad e innovación, entre otros, son receptores de los beneficios que aportan estas tecnologías en beneficio de la humanidad.

En el ámbito de la educación, la adopción de las tic ha sido mucho menor que en otros sectores de la sociedad. Aspectos como el ajuste de los contenidos educativos, la capacitación para docentes y el acceso a una infraestructura tecnológica adecuada son esenciales para que dichas tecnologías sean implementadas eficazmente en este sector y contribuyan a cumplir diversos objetivos, entre ellos, mejorar la calidad y la inclusión educativa.

A fin de satisfacer estas condicionantes, en particular en lo que respecta a la formación docente, se han formulado diversas iniciativas, programas y proyectos en el seno de la cooperación iberoamericana los cuales responden a una serie de objetivos en materia educativa que, desde hace varios años, han venido planteando los organismos internacionales.

En Iberoamérica, específicamente en América Latina, la cooperación que se ha desplegado en diferentes esferas presenta algunas particularidades. La cooperación sur-sur que supone una relación entre países en desarrollo se ha convertido en el esquema más habitual de cooperación regional. Ante este panorama, las posibilidades que ofrece la cooperación iberoamericana para la formación de docentes en el uso de las tic son muy amplias. La creación de programas como la Televisión Educativa y Cultural Iberoamericana (teib), el Centro de Altos Estudios Universitarios (caeu), el Instituto Iberoamericano de tic y Educación (ibertic) y el apoyo proporcionado a la Red Latinoamericana de Portales Educativos (relpe), representan un firme avance en la superación de los retos que plantea la incorporación de la tecnología en el entorno educativo.

Con base en esta oferta de cooperación orientada a la formación docente en el uso de las tic se esbozan los principales alcances de la misma, así como los retos a los que se enfrentan los gobiernos de los países latinoamericanos para lograr que la dinámica de cooperación iberoamericana, de la que forman parte, sea aprovechada adecuadamente e impacte de forma positiva al interior de los países.

2. La inclusión de las tic en los sistemas educativos de América Latina

Es conveniente primero definir el concepto de tic, ya que se suele usar de forma limitada en relación con lo que implica. Cuando hablamos de tic no nos referimos solo a una computadora con acceso a internet; el concepto es mucho más amplio pues integra una gama de servicios, aplicaciones y tecnologías que utilizan diversos tipos de equipos –computadoras de escritorio, dispositivos tanto móviles como portátiles, tabletas y celulares, cámaras digitales, sistemas satelitales, radio, televisión e internet– y de programas informáticos que a menudo se transmiten a través de las redes de telecomunicaciones (Comisión de las Comunidades Europeas, 2001).

Por otra parte, la educación constituye un elemento fundamental en la adquisición de conocimientos y competencias de cada persona, lo que permite que las sociedades avancen hacia un mayor crecimiento económico, de equidad y de justicia, y, en general, mejoren sus estándares de vida. Bajo esta afirmación, la inclusión de las tic en el sector educativo es una tarea apremiante para la sociedad.

Llevar a cabo esta labor implica considerar los obstáculos a los que se debe hacer frente. Temas como infraestructura y la brecha digital, las limitaciones en el uso de dispositivos tecnológicos, particularmente computadoras, la capacitación de los docentes y la pertinencia de los contenidos educativos son fundamentales a la hora de formular estrategias tendientes a incorporar las tic en el medio educativo.

Considerando las desigualdades que existen en el contexto socioeconómico de América Latina, entre los países y al interior de los mismos, la brecha digital supone una inequidad en el acceso a las tic, pues en la medida en que estas se hacen más relevantes en el quehacer de las sociedades, se produce una nueva forma de exclusión social .

Por ejemplo, un estudio realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (cepal) (Parada y otros, 2010) señala los bajos niveles de penetración de internet y banda ancha en Latinoamérica en comparación con países más desarrollados. Se concluye que las elevadas tarifas del servicio, aunadas al bajo poder adquisitivo de una parte de la población de la región, son responsables de las dificultades de acceso a estos servicios. Por otro lado, se señala la incapacidad de los sistemas escolares de proporcionar una mejor cobertura en el uso de equipos de cómputo para estudiantes y docentes, pues en 2008, de una muestra de 9 países la tasa promedio de alumnos por computadora era de 51 y 39 en los niveles de primaria y secundaria, respectivamente.

2.1     Los docentes como figura fundamental en la adopción de las tic en los procesos de enseñanza y aprendizaje

Cuando se habla de educación y tecnología, la discusión suele girar en torno a las herramientas, dejando de lado los contenidos. En este sentido, vale la pena resaltar que no basta con tener al alcance dichas herramientas, sino que es necesario tomar en cuenta que su uso requiere también de ciertas competencias que es imprescindible que los usuarios adquieran para optimizar su empleo en el sector educativo (Orduz, 2012).

Los docentes desempeñan un papel crucial para que los alumnos obtengan el mayor provecho de las herramientas que brinda la tecnología. Las generaciones actuales de estudiantes se encuentran más familiarizadas con dichas herramientas: muchos niños y jóvenes hacen uso de ellas a través de teléfonos móviles, computadoras y tabletas, entre otros, así como de diversos contenidos. El uso de internet ha dado lugar a las redes sociales, correo electrónico, blogs y muchos otros elementos que son tan comunes hoy en día y que, cabe destacarlo, son utilizados en mayor medida con fines de entretenimiento u otro tipo de uso cuya finalidad no es educativa. A pesar de ello, estas herramientas abren nuevas oportunidades para la educación.

La implementación de las nuevas tecnologías en los procesos de enseñanza y aprendizaje depende de una serie de factores que guardan una estrecha relación con los docentes. Algunos de ellos constituyen obstáculos cuya superación está en manos de los docentes mismos, y otros tantos condicionan su labor al momento de integrar esas tecnologías en el aula.

Entre estos factores se pueden destacar los siguientes:

  • Problemas con la infraestructura y el equipamiento: las regiones de mayor marginación de América Latina no poseen una infraestructura de telecomunicaciones suficiente debido a su ubicación y a la dificultad que representa acceder a ellas. En contextos donde la situación socioeconómica de la población no es favorable y los recursos a los que se tiene acceso son limitados, todo equipo o dispositivo tecnológico que en ocasiones puedan tener los centros escolares, resultan insuficientes para el número de alumnos y profesores, dificultando, por ende, la labor de estos últimos.
  • Desconocimiento de las habilidades informáticas básicas por parte de los profesores: la finalidad de que docentes y alumnos incorporen las tic en sus prácticas escolares, no es que ellos aprendan el uso sofisticado de los equipos de cómputo o de cualquier otro equipo ligado a la tecnología. Sin embargo, es necesario que conozcan su uso básico como condición necesaria para que, específicamente los profesores, puedan adquirir a través de la formación las herramientas necesarias para hacer de las tic un medio eficaz de enseñanza.
  • Desacuerdo del profesorado a adoptar un método de enseñanza diferente al tradicional: dado que el uso de las tic en el ámbito educativo se presenta como un fenómeno ajeno a este, en particular respecto a las prácticas de enseñanza docente, gran parte de los profesores no está dispuesto a cambiar sus métodos tradicionales pues, o considera que estos le han funcionado y le siguen funcionando perfectamente, o que no es relevante cambiarlos. Algunos incluso se aferran a la idea de que las tic no van a contribuir a mejorar la práctica educativa.
  • El contenido de los planes de estudio no se adecua al uso de tecnología en el aula: es necesario adaptar los contenidos de los planes de estudio y crear nuevos que introduzcan el uso de estas herramientas tecnológicas. Particularmente, este aspecto es uno de los más notorios cuando los dirigentes educativos piden a los profesores en servicio integrar las tic en sus clases e involucrar a los alumnos. Es aquí donde los docentes se encuentran ante un gran problema: ¿Cómo estudiar Matemáticas, Educación Artística, Español, Historia… utilizando la tecnología?

En el contexto de la formación docente en tic los esfuerzos que se hagan deben tender a cubrir una demanda no solo de profesores en servicio sino también de futuros profesores. A pesar de que la formación de los últimos está más adecuada a los nuevos criterios en lo que se refiere al empleo de la tecnología, el uso pedagógico de las tic requiere una capacitación específica.

Parte de la oferta cooperativa que se examina más adelante está orientada a cubrir la demanda de los docentes en servicio a través de cursos de formación y capacitación en el uso de las tic, además del aporte de contenidos útiles que pueden ser empleados en su labor.

La capacitación que se da a los profesores se justifica como estrategia compensatoria en la adquisición de competencias digitales para quienes fueron formados con escasa presencia de estas tecnologías o bien para adiestrarlos en el uso de nuevos recursos (Brun, 2011). Un interrogante que surge del estudio de las experiencias registradas es cuán preparado está el nuevo profesor o profesora para ejercer en las escuelas utilizando las tic como un recurso de apoyo pedagógico en su aula y para su gestión educativa (Hepp, 2012). La cuestión es que no se trata solo de ver las tic como un reto inevitable al que deben enfrentarse los profesores, sino de proporcionarles los recursos necesarios para afrontarlo debidamente.

3. Cooperación internacional para la formación docente y el uso de las tic en la educación

La cooperación puede definirse en términos generales como la concertación y realización de acciones entre por lo menos dos participantes, ya sean individuos, comunidades, instituciones, provincias, estados, regiones de un país o varios países y/u organismos internacionales, con objetivos comunes y en busca de un beneficio social (Soria, 1999).

3.1     Algunas consideraciones en torno a la cooperación educativa en el contexto iberoamericano

La cooperación horizontal sur-sur ha tenido un auge importante en la región y ha dado impulso a diversos programas, entre ellos, los destinados al sector educativo. Este esquema de cooperación proporciona más ventajas que los tradicionales, pues se equipara a la idea de que la cooperación implica crear una serie de oportunidades para que los demás se desarrollen a sí mismos, lo cual deja de lado aquella práctica que proporciona a los receptores de la cooperación los recursos de forma directa (Edwards, 2004).

Especialmente en el entorno educativo latinoamericano, este tipo de cooperación facilita que países con importantes avances en sus conocimientos y experiencias compartan o transfieran parte de estos hacia países que no los han logrado, a la vez que, en una lógica de compartir, reciben el conocimiento y experiencia de la otra u otras partes. La cooperación técnica como instrumento principal de actuación en el esquema horizontal pone de manifiesto la relevancia que tiene el recurso humano y tecnológico por encima del financiero (Xalma, 2007). Con base en ello, se plantean nuevos escenarios en los que la cooperación internacional ya no funciona como una mera actividad asistencialista entre donantes y receptores.

La cooperación relativa a la inclusión de las tic en el medio educativo y la formación docente sienta sus bases de actuación en diversos instrumentos internacionales. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (odm) de la Organización de las Naciones Unidas (onu), la Educación Para Todos (ept) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (unesco) y las Metas Educativas 2021 de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (oei) en el marco de las cumbres iberoamericanas de jefes de Estado y de Gobierno (cijeg), constituyen referentes de gran alcance para guiar las acciones que coadyuven al cumplimiento de los propósitos de cooperar en materia educativa.

3.2     Cooperación educativa en el marco de las Cumbres Iberoamericanas. La formación docente en los programas de cooperación

Con el objetivo de dar cobertura a la cooperación iberoamericana, se suscribió en 1995 el Convenio de Bariloche, el cual, a través de su Manual operativo, constituyó el marco legal en el que se basaría dicha cooperación, y aportó una base sólida que permite contar con un marco institucional que regula las relaciones de cooperación en el contexto iberoamericano.

Tanto las cijeg como las conferencias iberoamericanas de Educación han considerado en reiteradas ocasiones el compromiso de fortalecer las políticas referentes a la formación docente. En este contexto, se ha afirmado que las tic constituyen un instrumento fundamental en la labor de los profesores. Bajo esta aseveración se han formulado distintos programas, proyectos e iniciativas que asumen la importancia de la formación docente en el uso de las tic y constituyen compromisos en el marco de la cooperación iberoamericana para contribuir a mejorar la calidad del profesorado y, por ende, la enseñanza y los sistemas educativos.

3.2.1  Centro de Altos Estudios Universitarios

La creación del Centro de Altos Estudios Universitarios (caeu) de la oei fue acordada en la xviii Conferencia Iberoamericana de Educación celebrada en el marco de la xviii cijeg (El Salvador, 2008). La labor del caeu consiste en conectar y propiciar la colaboración entre las universidades, centros de investigación, administraciones públicas y empresas, a fin de generar y compartir conocimiento.

La iniciativa de la oei de crear un Centro de Altos Estudios Universitarios respondió al compromiso más amplio de avanzar en la creación de un Espacio Iberoamericano del Conocimiento (eic). La oferta de este centro va dirigida especialmente a la formación continua de los recursos humanos de las administraciones públicas, siendo los docentes iberoamericanos una parte considerable de este grupo.

En este sentido, la formación de los docentes se ha facilitado con la incorporación de las tic. Los formatos a distancia y los semipresenciales de los que se compone la oferta formativa del caeu posibilitan un mayor dinamismo de la cooperación y, por ende, facilitan el acceso a recursos innovadores a favor de la educación. En este contexto se hace posible que los profesores accedan a estos cursos debido a la facilidad que brinda la modalidad a distancia a través del uso de las tic, además de las becas que otorga.

Aunado a que las tic son un medio de aprendizaje para los profesores, la oferta de este centro tiene otra variante relacionada con una formación específica en la materia que brinde a los profesores las competencias técnicas para el uso de los equipos tecnológicos, así como competencias didácticas para su uso eficaz en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Para cubrir ambos requerimientos, el caeu, en colaboración con el ibertic (del que daremos detalles más adelante), ofrece diferentes cursos en el marco de la especialización en tic y educación de la oei. Los mismos conforman una parte de la demanda de formación para los profesores en servicio.

Los cursos están dirigidos a docentes de educación preuniversitaria en cualquier nivel, desde infantil hasta los últimos años de educación secundaria, que han tenido poca experiencia con las tic. Los cursos se especializan en diferentes áreas, entre las que destacan Matemática, Educación Artística, Ciencias Sociales, Educar ciudadanos, Gestión Escolar y Humanidades, entre otros.

3.2.2  Instituto Iberoamericano de tic y Educación

El Instituto Iberoamericano de tic y Educación (ibertic) es un proyecto adoptado en la xx cijeg (Mar del Plata, 2010). Inscrito en las Metas Educativas 2021, su objetivo es brindar asistencia técnica especializada a los países iberoamericanos a través del trabajo conjunto de las autoridades nacionales; las instituciones públicas y privadas de la región; las redes de organismos, universidades y, especialmente, docentes, para el desarrollo de acciones de diagnóstico, identificación, orientación, prospectiva, formación, evaluación y otras líneas de intervención que colaboren en la aplicación eficaz de las tic en educación.

El ibertic ha desarrollado una serie de vínculos institucionales con la Red Latinoamericana de Portales Educativos, Virtual Educa y la Televisión Educativa Iberoamericana, a la vez que trabaja de forma articulada con el caeu, particularmente en acciones de difusión y formación en el ámbito de las tic.

Este instituto genera diferentes tipos de acciones relacionadas a la formación y difusión de información significativa que permiten el intercambio de experiencias valiosas para diversos fines inscritos en la esfera de las tic, como las siguientes:

  • Conferencias con invitados internacionales (en formato videoconferencia con asistencia de invitados a las sedes de oei con frecuencia mensual).
  • Conferencias con invitados locales.
  • Estudios e investigaciones sobre tic y educación.
  • Ciclo «De docentes para docentes»: Talleres de apropiación de herramientas tecnológicas con aplicación en el aula.

Este material, disponible en el portal de la oei, además de las diversas publicaciones que se difunden y la oferta dirigida a la formación de docentes en el ámbito de las tic, constituye un espacio de interacción y acercamiento de la comunidad educativa en la búsqueda de alternativas para mejorar la educación a través de la tecnología. Del mismo modo, el intercambio de experiencias representa una manera eficaz para lograr que diversos países adopten experiencias exitosas de formación docente en el uso de las tic.

3.2.3  Programa Televisión Educativa Iberoamericana

El Programa Televisión Educativa Iberoamericana (teib) fue aprobado en la ii cijeg (Madrid, 1992). Representa un instrumento de difusión de las iniciativas educativas, científicas y culturales de Iberoamérica. En su papel como instrumento de perfeccionamiento de recursos humanos ha contribuido a formar a más de 30.000 profesores.

El alcance que ha tenido el programa teib se ve reflejado actualmente por la considerable cantidad de instituciones que forman parte de sus redes institucionales y sociales: 130 instituciones, 60 televisiones y 30 universidades.

En referencia a la formación docente y según datos de la teib, el 16% de las entidades asociadas emplean la emisión satelital de esta televisora para realizar cursos de formación y capacitación docente. Las oportunidades que brinda la Televisión Educativa Iberoamericana son muy amplias y se pueden aprovechar de distintas formas.

No obstante los significativos avances del programa, el informe anual teib, (segib, 2005) hace una breve reseña de la participación que tuvieron en é los países latinoamericanos hasta esa fecha, así como España y Portugal. En la misma es posible identificar algunas dificultades que comparten los países de América Latina en la puesta en marcha de este programa de cooperación.

Por un lado, la falta de continuidad en las relaciones institucionales representó en ese año una de las principales barreras. Países como Argentina, Colombia, Costa Rica y Cuba iniciaron en 2004 una nueva relación con la Asociación de las Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas (atei), creada en 1992 para gestionar la teib. Esta situación gubernamental, que tiene como una de las causas principales el cambio de administración en estos países, o bien ha resultado en una falta de continuidad en los programas de trabajo conjunto o, en algunos casos, nunca se ha establecido un programa de trabajo claro, aunque sí exista una relación institucionalizada.

Por otro lado, países como el Estado Plurinacional de Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador y Uruguay tenían en ese año escasa o nula relación con la atei.

Bajo este panorama queda claro que la actuación de los gobiernos de cada Estado es un elemento esencial para convertir en hechos la buena voluntad que emana de la cooperación internacional. El caso de México se señaló con una participación intensa por momentos, y un aprovechamiento sustancial de la programación transmitida dentro de la redifusión que realizan los canales televisivos vía satélite del sistema nacional y latinoamericano edusat.

Además de la oferta que se hace a través de las instituciones educativas, la teib, por medio de la web, facilita en gran medida a los profesores el acceso a diversos contenidos educativos y culturales con NCI Web TV, una televisión en línea que cuenta con 15 canales. Se busca, además, a través de los medios como internet, saber si los contenidos son o no interesantes para el público en general, así como mantener una relación más estrecha con la audiencia.

3.2.4  Red Latinoamericana de Portales Educativos

La Red Latinoamericana de Portales Educativos (relpe) está conformada por los portales educativos, autónomos nacionales, designados por cada uno de los ministerios de Educación de los países miembros. Se constituyó en agosto de 2004 por acuerdo de los ministros de esa área de 16 países latinoamericanos reunidos a tal efecto en Santiago de Chile. Los principales objetivos de la red son: favorecer el intercambio de conocimientos y experiencias acerca del uso educativo de las tic; ofrecer a los usuarios de cada país un mayor número de contenidos adaptados a su proyecto educativo; disminuir los costos de desarrollo de los portales nacionales, facilitando el desarrollo tecnológico compartido, y acceder en forma conjunta a fuentes de financiamiento multilateral que fortalezcan los proyectos nacionales.
Dentro de la cooperación educativa en América Latina, la relpe representa un caso de éxito como mecanismo que brinda diversas herramientas a los sistemas educativos nacionales para un adecuado uso y apropiación de las tic en el contexto educativo. Dada su importancia, diferentes conferencias iberoamericanas de Educación han acordado fortalecer y promover la actividad de esta Red en el intercambio de políticas públicas, la generación de recursos educativos comunes y el desarrollo de proyectos regionales que apunten al uso de las tic como herramienta para lograr una educación de calidad.

La actividad de la relpe se define en tres líneas principales: los portales que hacen funcionar la red como una comunidad de intercambio y colaboración; los proyectos regionales que incluyen programas de trabajo cooperativo entre escuelas de distintos países, y las políticas públicas centradas en la investigación de modelos pedagógicos de inclusión de tic, formación inicial docente y competencias del siglo XXI.

La relpe representa un apoyo para la formación continua de profesores a través de la difusión de más y mejores recursos en cada uno de los portales de los países miembros. La estructura de la red hace posible que los contenidos sean accesibles a todos los actores del sistema educativo, y es mediante el uso de las tic, particularmente la web, que profesores y alumnos acceden a los contenidos digitales. Este portal pone a disposición de los profesores latinoamericanos una variedad de recursos para utilizar en el salón de clases, material para uso personal, así como publicaciones relativas a la aplicación de nuevas tecnologías en educación. Gran parte de los países latinoamericanos han colaborado con la red bajo el convencimiento de que esta constituye una parte sustancial de un proyecto a gran escala en la incorporación de las tic en los sistemas educativos nacionales.

4. Alcance a nivel nacional de la oferta de cooperación educativa iberoamericana en formación docente y limitantes para su implementación

No se debe olvidar que la cooperación es una actividad que implica que todos los actores desempeñen un papel activo. Referente a la educación y las tic, el tipo de cooperación que se despliega en el contexto iberoamericano es de suma importancia, pues el avance que se ha presentado en cuanto a la innovación educativa ha sido relevante en países latinoamericanos en los que, hasta hace algunos años, el uso de la tecnología en educación era imperceptible.

Las principales limitantes a las que se enfrentan los gobiernos nacionales al momento de poner en marcha los acuerdos que resultan de la cooperación, en cuanto a la oferta educativa para los profesores, se resumen de la siguiente manera:

  • Desarrollo de políticas tic en educación: algunos estados latinoamericanos cuentan con ellas pero pocos incorporan sistemas para evaluar su implementación. Un índice de definición de políticas tic muestra que en gran parte de estos países no se las ha institucionalizado, lo cual implicaría convocar a distintos actores o unidades que en conjunto busquen alcanzar diversos objetivos (Hinostroza y Labbé, 2011).
  • Elaboración de planes de trabajo: los gobiernos nacionales, particularmente las autoridades educativas, no concretan planes junto con los actores que comparten experiencias en formación docente para el uso de las tic, dando lugar a un deterioro de dicha relación y, por lo tanto, escasa y desorganizada participación.
  • Implementación de estrategias gubernamentales en los planes de desarrollo nacionales: tienen regularmente una duración cuya lógica responde a los períodos de gobierno. Una vez terminada una administración se desactivan los programas y proyectos puestos en marcha, y se insertan otros bajo nuevos criterios, lo que implica un retroceso.
  • Ampliación de los actores intervinientes en el proceso: erróneamente se piensa que los temas educativos incumben solo a los ministerios de Educación pero algunos casos exitosos de implementación de tic en este ámbito demuestran que involucrar a otros sectores, como el científico, el tecnológico y el de comunicaciones, por mencionar algunos, es una estrategia integral para hacer frente a las exigencias educativas actuales.
  • Difusión de contenidos: en muchos casos, la difusión de contenidos significativos disponibles en innumerables portales web de instituciones, organismos internacionales como la oei, redes como la relpe y muchos otros, todos de utilidad para profesores en su acercamiento a las tic, es insuficiente.

Una de las principales fórmulas para aumentar las oportunidades para aprovechar los beneficios de los programas de cooperación iberoamericana antes señalados, consiste en crear una estrategia nacional que tome de estos lo necesario y lo lleve a la práctica en conjunto.

Además de los programas de formación docente que ofrece la cooperación iberoamericana, existen algunos otros que, sin un propósito formativo, tienen una gran relevancia para el éxito de los primeros. Como ejemplo está el proyecto «Luces para aprender», liderado por la oei, cuyo objetivo es llevar energía solar e internet a escuelas situadas en zonas rurales y de difícil acceso. Este representa un medio para que más profesores accedan a las herramientas que se ofertan para su formación.

El esquema de cooperación horizontal abre un abanico de posibilidades para los países latinoamericanos. Los casos de éxito en el uso de las tic con fines educativos aportan cada vez más experiencias relevantes que, a través de este esquema, son compartidas y pueden ser retomadas por aquellos países cuya experiencia en el tema no ha sido tan vasta.

5. Consideraciones finales

Si bien esta oferta de formación en el marco de la cooperación iberoamericana ha sido parte esencial de las metas que se pretenden alcanzar en relación con la calidad del profesorado y, de forma más general, la calidad de la educación, evidentemente no se puede dejar de pensar en elementos que propician que esta oferta sea aprovechada de una mejor manera y por la mayor cantidad de profesores.

Los estudios realizados sobre el tema se han limitado a describir las dificultades que implica incorporar las tic en la esfera de la educación, acotando dichos problemas a un entorno exclusivamente nacional. Sin embargo, como se evidencia en este artículo, la actuación de los gobiernos a nivel nacional en materia educativa debe tender a generar estrategias y favorecer las condiciones al interior de sus países para aprovechar las oportunidades que brinda la cooperación iberoamericana, la cual, sin dudas, es parte de la fórmula para superar esas dificultades.

Parte de la estrategia de la cooperación desplegada en América Latina considera dar prioridad a las necesidades de la región en torno al tema de la educación. Entre ellas, la capacitación de los docentes a través de diversos cursos y la disponibilidad de herramientas educativas digitales mediante la variedad de contenidos web como los que ofrece la relpe, así como el intercambio de experiencias exitosas de políticas públicas tendientes a mejorar la educación, son componentes fundamentales de cooperación a la hora de plantear las estrategias nacionales sobre el tema.

Bibliografía

Brun, Mario (2011). Las tecnologías de la información y las comunicaciones en la formación inicial docente de América Latina. Santiago de Chile: cepal. (Serie políticas sociales n.º 172). Disponible en: www.eclac.cl/publicaciones/xml/2/44612/serie_172_mario_brun_tic_alis_09.2011.pdf, [consulta: agosto de 2012].
Comisión de las Comunidades Europeas (2001). Tecnologías de la información y de la comunicación en el ámbito del desarrollo. El papel de las tic en la política comunitaria de desarrollo. Bruselas. Disponible en: http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2001:0770:FIN:ES:PDF, [consulta: agosto de 2012].
Edwards, Michael (2004). Future positive. International co-operation in the 21st century. Londres: Earthscan.
Hepp, Pedro (2012). Formación inicial docente y tic: Tarea pendiente. relpe. Disponible en: www.relpe.org/especial-del-mes/formacion-inicial-docente-y-tic-tarea-pendiente/, [consulta: agosto de 2012].
Hinostroza, J. Enrique y Labbé, Christian (2011). Políticas y prácticas de informática educativa en América Latina y el Caribe. Santiago de Chile: cepal. (Serie políticas sociales n.º 171). Disponible en: www.eclac.org/publicaciones/xml/5/43615/sps171-Politicas-practicas-de-Tic-May2011.pdf, [octubre de 2010].
Lugo, María Teresa y Kelly, Valeria (2010). Tecnología en educación. ¿Políticas para la innovación? Buenos Aires: iipe, unesco. Disponible en: www.iipe-buenosaires.org.ar/documentos, [consulta: septiembre de 2012].
Orduz, Rafael (dir) (2012). Aprender y educar con las tecnologías del siglo xxi. Bogotá: Corporación Colombia Digital. Disponible en: http://colombiadigital.net/newcd/component/docman/doc_download/1966-aprender-y-educar-con-las-tecnologias-del-siglo-xxi, [consulta: agosto de 2012].
Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (oei) (2010). Metas Educativas 2021. La educación que queremos para la generación de los Bicentenarios. Madrid. Disponible en: www.oei.es/metas2021/libro.htm, [consulta: octubre de 2012].
Parada, Soledad y otros (2010). Avances en el acceso y uso de las tecnologías de la información y la comunicación en América Latina y el Caribe 2008-2010. Santiago de Chile: cepal. Disponible en: www.eclac.org/ddpe/publicaciones/xml/3/38923/W316.pdf, [consulta: septiembre de 2012].
Secretaría General Iberoamericana (segib) (2005). Informe anual teib 2005. Disponible en: http://segib.org/upload/P%20teib3.pdf, [consulta: noviembre de 2012].
Soria, Ernesto (1999). La cooperación internacional para el desarrollo y la política mexicana en la materia: evolución y perspectiva. Tesis de licenciatura. México: unam.
Sunkel, Guillermo (2006). Las tecnologías de la información y la comunicación (tic) en la educación en América Latina. Una exploración de indicadores. Santiago de Chile: cepal. Disponible en: www.eclac.org/socinfo/noticias/documentosdetrabajo/9/27849/Serie126final.pdf, [consulta: octubre de 2012].
Xalma, Cristina (2007). «Informe de la cooperación en Iberoamérica». Estudios segib n.º 2. Disponible en: www.segib.org/upload/File/librocastellanocompleto.pdf, [consulta: noviembre de 2012].
Recursos web
Centro de Altos Estudios Universitarios (caeu): www.oei.es/caeu.php
Instituto Iberoamericano de tic y Educación (ibertic): www.oei.org.ar/ibertic.
Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (oei): www.oei.es
Red Latinoamericana de Portales Educativos (relpe): www.relpe.org


En el entorno educativo, la brecha digital no se limita a describir las desigualdades en el acceso a infraestructura tic, sino que se refiere también a las diferencias entre estudiantes que se desarrollan en diferentes contextos socioculturales, lo cual condiciona la adquisición de las competencias necesarias para usar las tic y aprovechar las oportunidades de aprendizaje.

Índice Indice Subir Subir

Destacado

Colaboraciones: Hasta nuevo aviso solo se aceptarán artículos para los números monográficos

Redes sociales de la OEI
Cursos de la OEI


 

RIE Versión monográfica

RIE 75 Septiembre-Diciembre / Setembro-Dezembro 2016
Pedagogía escolar y social / Pedagogia escolar e social

   
   

Creative Commons License
Esta obra está bajo
una licencia
de Creative Commons

La selección de los artículos se realiza mediante el "arbitraje ciego" de, al menos, dos miembros del Comité Editorial.
A seleção dos artigos se realiza pela "arbitragem cega" de pelo menos dois membros do comitê editorial.

Los artículos se publican en castellano o en portugués, respetando la lengua del original.
Os artigos editam-se em castelhano ou em português, respeitando a língua do material original

La RIE es una publicación indizada en:
Latindex Iresie
CINDOC
Abes Sudoc
DOAJ

Principal OEI