Lectura y escritura constituyen la primera unidad básica de comunicación independiente de tiempo, espacio e interlocutores. Por este motivo, cuando uno de los términos constitutivos de esa unidad se resiente, las posibilidades comunicacionales quedan dañadas y los individuos y grupos afectados encuentran serias dificultades para establecer códigos, pautas, normas y procedimientos compartibles.

Este parece ser el significado profundo de la preocupación que en los ámbitos de la educación, la cultura, la política y la opinión pública, se viene manifestando por las aparentes carencias detectadas, según estudios recientes, en una gran proporción de jóvenes estudiantes, ciudadanos de los países iberoamericanos, en cuanto a comprensión lectora y expresión escrita.

Desde la RIE hemos querido contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, al esclarecimiento de algunos aspectos de este tema que, como dijimos anteriormente, ha hecho «saltar las alarmas» incluso en ambientes habitualmente ajenos al quehacer educativo.

Publicado: 2008-01-01

Número completo

- Presentación